jueves, 13 de noviembre de 2008

Soy un mal pensado...

Me senté con Jorge en la terraza de un café situado en un centro comercial en un área de oficinas de Bogotá. Prácticamente, en frente de la embajada de Canadá; lugar en el que teníamos cita con el agregado Agrícola a las cuatro de la tarde.
Jorge se fué al baño y me dejó encargado un capuccino con Bayleys (o como se escriba). Por no pensar demasiado (soy así) decidí pedir lo mismo que él.

Estaba yo allí tan tranquilo, cuando se acercó un camarero generoso en carnes y en sonrisa y, ni corto ni perezoso me soltó aquello de:

"Qué le provoca?"

Estaba a punto de decirle que "me provocaba" casi todo excepto los hombres y las tetas operadas y que se olvidara de cualquier "affaire sexual" conmigo, cuando un soplo de sentido común llegó a mi pervertida cabeza y supuse que en realidad me estaba preguntando sobre lo que quería que me trajera para tomar.

En fin...con estas cuestiones linguisticas, hay que tener cuidado. Las carga el diablo!

Os dejo con una optimista canción que me levanta el ánimo en los dias grises.

4 comentarios:

Gaby dijo...

Vaya... Nunca me a tocado un mesero que me pregunte eso.

También se me ocurren mas de una respuestas muy buenas. jajajaja

Sk@ dijo...

jajajajaja... como reí....con lo de que le provoca??
entre tantas cosas de la linguistica pues tienes que tener cuidado en esos paises con el tirando!!!

Pobre del camarero como le soltaras algunas de esas frases que se te ocurrieron... con lo educados que dicen que son los colombianos!! jejejej

Saludos y me encanta que estes recuperando la escritura en el blog!!

Kathy*... La Famosa Golpeadora de Hombres dijo...

Si, eeres un mal pensado jejejeje XD!!

Pero bueno, allá es 'qué le provoca' y acá es 'qué se te antoja' juarjuar!!

Saludazos hasta sudamérica!! y besos tmb XD

Arwen dijo...

Mismo idioma y tan difícil entenderse a veces. Menos mal que, a pesar de no querer pensar, estuviste espabilado. Yo lo habría flipado.