miércoles, 23 de abril de 2008

Estoy tan cerca del cielo, que me quedo aqui!

Desapareció sacerdote brasileño que volaba utilizando 1.000 globos de helio

Adelir de Carli despegó de la ciudad portuaria de Paranagua dotado de un casco, un traje térmico y un paracaídas. La Fuerza Aérea y Marina de Brasil buscan al religioso en alta mar.

El sacerdote, un hombre de 42 años que pretendía imponer un record de 20 horas volando con globos de helio, celebró una misa dominical antes de partir en su aventura. De Carli, según informó el canal 'TV Globo', salió del puerto de Paranaguá, en el sureño estado de Paraná, con destino a Cascavel o Maringá, ciudades del mismo estado.

Denise Gallas, tesorera de su parroquia de Sao Cristovao, explicó que la desaparición fue reportada ocho horas después de que el religioso saliera del puerto y se perdiera la comunicación con las personas que lo acompañaban desde tierra firme.

La tesorera indicó que el sacerdote se elevó a una altitud de 6.000 metros y luego descendió a cerca de 2.500. Durante el vuelo los vientos le cambiaron el rumbo, por lo que Carli estaba aproximadamente 50 kilómetros fuera de la costa cuando hizo contacto por última vez con las personas que lo seguían desde el puerto. En su último contacto solicitó orientación a las autoridades portuarias para poder accionar su equipo de rastreo satelital.

''Estamos absolutamente confiados de que será encontrado con vida y en buen estado, flotando en algún lugar del océano'', apuntó la tesorera parroquial.

Esta no era la primera vez que el sacerdote hiciera una locura de este estilo. El 13 de enero Carli recorrió, de nuevo con globos de helio, 110 kilómetros, durante cuatro horas, entre Paraná y la vecina ciudad argentina de San Antonio.

9 comentarios:

Gaby dijo...

Pues mucho me teno que ya logro su objetivo final.... Reunirse con el creador.

(Ala, que mal me he visto con este comentario). ;P

manijeh dijo...

No pues... está cabrón.

Y el padrecito estaba medio buey.

Chuspi dijo...

Ha salido hoy en todos los telediarios....
Desde lueg, tanta fé parece que a veces hace a la gente "invencible"...por no querer pensar en algo aún peor.

Y ahora, que los fieles lo sigan, allá donde se encuentre!

y llenaremos el cielito de globitos preciosos!!!

Kathy* Cruz... La famosa Golpeadora de Hombres dijo...

Pobre Padre ¿no?

Pero bueno, aunque
sea se fue volando
como quiso y feliz
jajaja (:

Esperemos que
regrese!!

querida_enemiga dijo...

Hombre... pobre... pues quizás sí, porque muy bien de la cabeza no debía estar. Lo que no puedo comprender es por qué su entorno no se lo impidió.

Lovely dijo...

No hay ningún estudio científico que demuestre que la sobreexposición al helio provoca trastornos mentales?? He ahí un buen tema para una tesis doctoral.
Pobre hombre. Aunque reconozco que la historia me hace gracia, me recuerda un poco a Ícaro.

toayita dijo...

A lo mejor sólo quería un poco de perspectiva...aunque es una forma arriesgada de conseguirla....

Loris Mallone dijo...

Es que... estos sacerdotes tendrían que entender que alcanzar el cielo por medios que no sean la fe, la oración y la muerte propiamente dicha, es pecado.

vicente dijo...

Esta historia, de tan surrealista que es, parece propia de periódicos sensacionalistas británicos. Pero no, estaba en ElPaís.