viernes, 29 de febrero de 2008

Capítulo 2

Al fondo del camino geométricamente trazado entre dos superficies de hierba se erguía un siniestro batallón esperándome….

Estaba constituido por seres desiguales, de silueta cónica, tremendamente lúgubres... Me fui aproximando con paso titubeante. La Curiosidad me empujaba desde atrás y el Miedo me frenaba por delante. Les rogué que se pusieran de acuerdo porque yo no podía soportan tanta presión, pero ninguno de los dos cedía. Así que decidí que no lucharía más y que haría lo que el más fuerte de los dos, Curiosidad ó Miedo, decidiera. Como suele suceder en todo relatos de suspense venció la primera y seguí aproximándome a aquella extraña procesión de seres raros que permanecían inmóviles.

Cuando estuve sólo a unos 25 metros de aquel estremecedor grupo, comprobé horrorizado que la ATS que me hizo la revisión médica laboral este año tenía razón… soy miope y necesito gafas. Aquellos espectros mañaneros eran sólo unos cuantos árboles ornamentales que la empresa de Jardinería subcontratada por el Excelentísimo Ayuntamiento de Culleredo había plantado allí el día anterior y cuya presencia yo, simplemente desconocía.

Más tranquilo, seguí avanzando pensando en lo imbécil que había sido por pensar todas aquellas estupideces. A pesar de que la parte racional de mi cabeza ya tenía una explicación más o menos convincente a aquella aparición, había algo en la imagen que mis ojos percibían que resultaba extraño. Algo que no encajaba. Sin embargo, no fui capaz de detectar de qué se trataba hasta unas cuantas horas más tarde… ¿cómo pude no darme cuenta en aquel momento?

To be continued…

10 comentarios:

Nils dijo...

jejeje pobrecillo, supongo que sería una desilusión que no fueran fantasmas porque dicen que hay algunos cazadores tremendos...

Arwen dijo...

Jo, esperaba que esta fuera la última parte, me tienes en ascuas! Y, por cierto, las operaciones de miopía por laser son estupendas y no te llevas esos sustos (habla la experiencia) jiji

gaby dijo...

Arboles!!!!; bueno, supongo que el susto debio haber sido grande. Te entiendo perfectamente pues yo sin mis lentes estoy perdida.
¿Que es lo extraño que esos arboles tenian?... Hoy no pienso adivinar, paciente esteraré la parte 3. :)

Chuspi dijo...

Conociendote un poquitin, mi querido amigo, y haciendo uso de tus hiperboles......te doy la enhorabuena por el relato !!!!

Ana dijo...

Estoy con arwen!!!!

... Aunque siempre habrá fantasmas que sigan apareciendo!

Besos.

Kathy* Cruz... La famosa Golpeadora de Hombres dijo...

Tsss, esperaba ya
que Gaby predijera
que vendría, veo
que esperara paciente
al igual que yo
por la parte tres,
neto,neto me dejas
siempre esperando
por el resto!!

Ferran dijo...

luisito, ¿podrías aprender a hacer más largos estos relatos? mis palomitas apenas estaban en coccion cuando terminé de leer esto... por cierto como te fue con el jamón ibérico?

por cierto estoy en las mismas que Gaby... maldita miopia

Anónimo dijo...

Te aseguro que medio había supuesto que se trataba de algo así, era imposible otro encuentro como el relatado no hace mucho. Gracias por sacarnos pronto de la incertidumbre aunque continuamos impacientes por leer los próximos capítulos. Por esto me gustó tanto, siempre, la novela de intriga, es maravillosa y como tu lo bordas en lo descriptivo, el éxito asegurado.
Anónimo II.

Lovely dijo...

Y cómo sigue? cómo sigue??
Niño, que ya he vuelto, o al menos lo estoy intentando jajaj.

Bito dijo...

No sé si declinarme por compararle con Neil Gaiman o Don Quijote...