jueves, 6 de diciembre de 2007

L.

“La causa por la que hay personas que nos gustan es exactamente la misma por la cual hay canciones que nos emocionan y otras que nos dejan indiferentes. En ambos casos recónditos resortes emocionales (seguramente basados en complejos cocktails hormonales) remueven nuestras entrañas, erizan nuestros pelos, nos producen hormigueos, sudores y alteran nuestra homeostasis de una manera casi mágica”

Cuando E. conoció a P. se obsesionó con ella. Intentó aproximarse de diversas formas sin importarle que P. estuviera casada con G.

E. sabía que la relación entre P. y G. era realmente patética. Siendo guapos, ricos, y famosos contaban con el kit completo para dirigirse al más completo de los desastres. G. no era un verdadero impedimento para que E. llegara a P. más bien era la propia P. la que no estaba interesada por E. y esto produjo el enfado de E. Se dio a la bebida, dormía poco, adelgazó y compuso desgarradoras canciones que expresaran sus sentimientos.

“Qué harás cuándo te quedes sola y nadie esté a tu lado?
Has estado corriendo y escondiéndote demasiado tiempo
Sabes que es sólo por tu tonto orgullo.

Layla, me tienes de rodillas
Layla, estoy suplicando, por favor.
Layla, ¿no repararás mi mente preocupada?

Intenté darte consuelo
cuando tu hombre te decepcionó
Como un tonto, me enamoré de ti
Pusiste mi mundo patas arriba

Arreglemos esta situación
Antes de que me vuelva loco
No me digas que nunca encontraremos el camino
Y que todo mi amor es en vano. “


A estas alturas supongo que ya sabrán a quien corresponde cada una de las iniciales. E. es Eric Clapton (mano lenta); G. es George Harrison que por aquella época estaba casado con Patty Boy (quien resulta ser P.) , quien viene siendo “Layla”. Y la canción es una de las obras maestras de la música popular. Si bien es cierto que en general los Umplugged me entusiasman en esta ocasión la versión original eléctrica es mucho más fiel expresando la rabia de Eric ante la indiferencia de su amada (desgraciadamente no la encontré en Youtube!)

¿Sabéis como acabó todo? Pues, en efecto, al final, el que la sigue, la consigue (inexplicablemente) y Eric logró tranjinarse al final a Patty. Se casaron ante la indiferente mirada de George al que no pareció importarle demasiado ("a enemigo que huye, puente de plata", debió pensar el ex Beatle cuando Eric le dijo que le molaba su esposa).

Diez años después de su enlace se separaron por los problemas de adicción del guitarrista a determinadas sustancias enajenantes (creo que en esta ocasión fue etanol) y Patty-Layla acabó diciendo que Eric resultó ser un hombre abominable.

Personalmente, con lo bien que toca la guitarra yo le perdono (casi) todo.



Una última cuestión...recomiendo encarecidamente un programa que se llama "No disparen al pianista" en la 2 de TVE, los jueves a las 10 y media de la noche. Lo he visto hoy por primera vez y da gusto recuperar la música en directo en un plató de televisión!!!! Enhorabuena a los que parieron/recuperaron tan feliz idea (a ver cuánto nos dura!!!)

11 comentarios:

Nils dijo...

No sería yo tan benevolente con un adicto al etanol...

Luis dijo...

Bueno Nils, no estoy casado con él...en la distancia es más fácil perdonarlo todo!

gaby dijo...

La canción es muy buena... Y concuerdo con nils, como músico genial... como marido ¡que horror!.

Bito dijo...

A veces es necesario que estos genios sufran un poco, pues sólo así componen sus mejores obras. Sí, sé que es bastante egoísta lo que acabo de decir, pero es lo que ahí.

Nos vemos,

Lovely dijo...

Adoro a G., aunque reconozco que no atendió lo suficiente a P. Esto hizo que al final E. se llevara el gato al agua ¿aunque para qué???? . Sin duda la pobre P. no estaba en racha a la hora de elegir marido. Pero al menos de todo ello nacieron hermosísimas canciones como "Layla" y como "Wonderful tonight".
G. y E. han sido dos de mis amores platónicos... ay! me ha emocionado este post!.

Un beso!

La vane dijo...

KE YA HE VUELTO TRONNNNNNNNN KE ESTABA MU LIADA, KE HE PASAO A SALUDARTE PAKI.

Chuspi dijo...

Gran cancion la de Leyla....un gran romance me ha venido a la memoria con ella, cuando la escuchaba a diario.....porque yo en ese momento era como otra Leyla, solo que si etanoles ni movidas..pero tambien una relacion prohibida. Es lo que tiene la música, que siempre consigue transportarnos en el tiempo..

Anónimo dijo...

Sabeis? Hoy es el cumpleaños de Luis. Lo pregono para todos los que le seguís.. Un saludo

Arwen dijo...

No conocía tanta historia. Tomo nota de la recomendación televisiva (aunque con esta cabeza...) Y es que es verdad, cabreado o deprimido se escribe mejor.

Arwen dijo...

Luis, felicidades atrasadas. Seré educada y no preguntaré cuántos caen, pero espero que disfrataras de tu día. Besos.

Mariana dijo...

A mí me da tanto gusto porque G. conoció a O. y tuvieron una relación como pocas... tal vez algo como lo de P.M. y L.E. Además nació D. quien me encaaaanta. ¿Conoces su nuevo grupo?

Finalmente E. tampoco tuvo el éxito matrimonial con P.

Has de saber que soy hiperfan de G.

¡Jajaja!

¡Me encantó tu post!

Mariana.