domingo, 2 de diciembre de 2007

Hoy me van a sacar a pasear...



Hoy me van a sacar a pasear…

…y no me apetece. Hoy no quiero hacer turismo, ni visitar pueblos, ni conocer gente.

Quiero estar

“sólo conmigo,
con el íntimo enemigo
que malvive de pensión
en mi corazón.
El receloso, el fugitivo,
el más oscuro de los dos,
el pariente pobre de la duda,
el que nunca se desnuda
si no me desnudo yo.
El caprichoso, el orgulloso,
el otro, el cómplice,
el traidor”

J. Sabina.

Supongo que hay días de estos en los que nos sale el ser huraño que todos llevamos dentro. Bueno, quizá haya quien no. Yo si que lo llevo de serie como las patatas de plástico del Mc Menú o las lorzas en los cantantes de “reggetón” (o como se escriba. No tengo el más mínimo interés en saberlo, la verdad).

Es domingo, y me he levantado relativamente tarde. Ayer, mientras nos despedíamos en el aparcamiento del hotel, llegaron unos tipos amigos de un amigo, absolutamente ebrios con la parte trasera de la pick up repleta de cervezas y ganas de cambiarle el agua al canario. Traían la música a todo volumen y cantaban las letras de canciones desconocidas. Uno de ellos intentaba interaccionar conmigo pero se balanceaba como un marinero en la cubierta de un yate con mar de fondo así que finalmente decidí pedirle que se “bajara del barco” y mandarlo “a la chingada”, como dicen por aquí. Esta especie de botellón motorizado resulta bastante ridículo viéndolo desde el lado sobrio (aunque supongo que estando dentro tiene su aquel, como todo).
En definitiva, no me fui a la cama excesivamente tarde para ser sábado (sobre la 1 de la madrugada).
Es una mañana extraña. Una mañana falsa. Hace sol, pero el día es triste. Es un sol traicionero con una fresca brisa. El cielo no es del todo azul, el día no será del todo feliz.
Tendré que escudriñar mis entretelas para saber qué coño me pasa. O no. Quizá ya sé lo que me ocurre pero no quiero aceptarlo. Prefiero mirar hacia otro lado. Tengo tiempo libre y no sé qué hacer con él. Si estuviera en mi casa, tocaría la guitarra, saldría a caminar por la ría o le haría putadas a mi perro. Aquí no hay casa, no hay ría, no hay perro, no hay guitarra. Ni soledad siquiera.

Hoy es un día soleado con viento. Un día engañosamente alegre. La peor de las combinaciones posibles.

15 comentarios:

Nils dijo...

chico, hazte el enfermo o atate a la silla pero que no te saquen de casa.

Arwen dijo...

Es curioso que nos hayamos encontrando sintiéndonos de forma tan parecida. Quizás no sea curioso, quizás justo nos encontramos ahora porque nos sentimos de manera parecida. No sé, sólo sé que mi domingo fue también engañosamente feliz o alegre, pero que no es así como me siento y que, sin querer ahondar en por qué estoy así, al final he tenido que reconocerlo.
Espero que, finalmente, te hayan sacado a pasear, porque me quedé en casa y fue peor...

Pinche Vieja dijo...

Atrévete dijo el cobarde. Ja! Diles que no... no le hagas como yo y salgas sin ganas jajajajaja

Besos!!

Chuspi dijo...

A ver churry fluri !!! y tú me das animos a mi de vez en cuando ??? venga, no le des vueltas,un día gilipollón sabes que lo tenemos todos ! seguro que hoy ya lo ves de otro modo.....
un besiño !!!

lasnenasdemisojos dijo...

animo valiente !!!

gaby dijo...

Todos tenemos dias así... Yo suelo resolverlos encerrandome en casa con un buen libro. ¡Mucho ánimo!.

elena dijo...

querido como te entiendo... esos días en los q nada cambio, nada paso, pero son tan distintos a los anteriores, tu no eres lo q eres normalmente, ni sientes lo mismo y no paso nada especial para q asi te encuentres,sabes q no se te pasara hasta q ese dia termine, q no hara falta q suceda nada, solo q ese dia acabe....

Ana dijo...

Has descrito a la perfección mis días de huraña, mis falsos alegres domingos y mis días tristes.

Está bien tener claro lo que se quiere y ser consecuente con ello dicendo que NO porque cuando no lo hacemos corremos el riesgo de contagiar ... muchas veces ocurre.

Aunque pueden contagiarnos lo contrario ... Uys! hoy me tocó el día dudoso!

Lovely dijo...

Lo bueno que tienen los días de sol traicionero , es que al día sigueinte te cae un chaparrón de los verdaderos que te despeja los sentidos y te deja como nuevo.

No te dejes engañar, no te engañes. Solo asúmelo, acéptalo y lo superarás. O no. Yo que sé. ¿Cómo te voy a acaonsejar yo, que voy por la vida como vaca sin cencerro????

Un beso, y mucho ánimo. Y tómate unos tequilitas a mi salud, que eso es mano de santo.

Bito dijo...

No sabes como te entiendo, también yo tengo tendencia a ser el hombre de las cavernas que habitando en su cueva se siente plenamente feliz, cuanto menos tranquilo. A veces, supongo, que es dificil de entender.

Cuando se tienen esos días a veces lo que mejor va es alquilarse una buena película, a ratos si no anima al menos distrae.

Un saludo,

Anónimo dijo...

Como dice la cancion: en todos los lugares me siento un habitante mas...

Anónimo dijo...

Generalmente cuando uno amanece así, es porque necesita reconciliar su "yo" para afrontar nuevos cambios, encontrar esa calma necesaria a la hora de pensar en que pasara, si resultará, si valdrá la pena.. Ó tan solo remover todo eso que esta adentro deseando salir sin saber como!!!.. Pero bueno eso es un tema de conversación "fase to fase"... Un abrazo...Benvido a casa por Nadal!!

Anónimo dijo...

me equivoque, sorry "face to face"... este ingles liante. jijijiji... es mejor rectificar a tiempo...

manijeh dijo...

Pobre, que frustrado debes sentirte. Yo añoro mi casa, mi cama y más que nada, estar solita por ahora para chiquearme a gusto. Me gusta mucho estar con gente, pero en estas últimas dos semanas de plano no he podido dedicarme nada de tiempo a mi sola y me está afectando un poco.

Kathy* Cruz... La famosa Golpeadora de Hombres dijo...

Andele muchos ke sienten lo mismo ke nosotros jajaja... pues yo tmb me he sentido así y sobre todo en esos días ke no son ni grises ni soleados... es komo si la pila se me bajara...
Pero bueno, suele suceder, es komo ley de la vida jaja...
Lo que si es que lo hubieras mandado, ebrios ya no saben nada jajaja...
un abrazothe y disfruta más méxiko, hay muchas kosas padres, ya sabes, la ciudad del surrealismo!!