sábado, 15 de septiembre de 2007

Un Antro en Navojoa

Aquí los bares se llaman antros. No. No es porque tengan mala reputación, ni en ellos desarrollen sus (licitas, en mi humilde opinión) actividades las mujeres de moral despistada… ese gran servicio público. No, se llaman antros “por defecto” o “por convenio”, según se prefiera.

Los antros, bares, pubs siempre son extraños la primera vez que entras y acaban siendo como tu casa después de un par de cervezas. Es lo contrario de lo que le pasaba a Calamaro con su Argentina natal:

“la última vez que nos vimos éramos primos. La próxima vez, tal vez, seamos extraños. Según pasan los años puede ser que llegue a ser un viejo desconocido. El novio del olvido”

Todo empieza estando más o menos tranquilo. A eso de las 12 de la noche. La gente sentadita en sus sitios saboreando básicamente cervezas, el néctar de la eterna juventud por estas tierras, una Coronita, una Tekate, una Pacífico…todo sirve. Poco a poco el ambiente se va relajando, los bailes se hacen más sugerentes, las caderas se contonean más insinuantes y todas te parecen más bellas (si cabe). Es lo que tiene ver las cosas bajo el prisma de la malta fermentada…que la óptica mejora. Y, en definitiva, no es tan importante cómo las cosas son, si no cómo las ves.

Ahora son las 2 y media de la mañana y estoy sentado en una de las tumbonas de la piscina del Navojoa Plaza. La temperatura es ideal y escucho el murmullo del agua en la alberca junto con los acordes de Corinne Bailey que salen de mi ordenador portátil

Mañana no hay que madrugar mucho así que por primera vez en unos cuantos días puedo relajarme. La semana que entra va a estar llena de situaciones tensas pero hoy he tomado un par de decisiones y es que a veces no tener claro lo que vas a hacer es más desequilibrante que hacer lo que debes aunque esto sea muy duro. En esos casos llegar a una conclusión sobre hacia donde dirigirte, aunque el camino que eliges sea pedregoso o lleno de bestias pardas acaba resultando liberador.
En fin, we´ll keep in touch

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto de cambiar de tema tan radicalmente entre "Un Antro en Navojoa" y "las decisiones y la musica en la piscina en el hotel"... No se yo si la malta fermentada estaría haciendo estragos en tu organismo para que perdieras el sentido de ilación de los párrafos!!

Al menos escuchabas una buena música..jeje

Disfruta de la piscina... Que ya se acerca el frio cuando vuelvas!!

Bicos!! (O´hara)

gaby dijo...

Se ve que te acoplas bien mi Bito, ánimo y mucha suerte.