martes, 25 de septiembre de 2007

Sentencias Paternas

Cuando en una película, generalmente “yankie” uno escucha a alguien decir fases del tipo “mi madre siempre decía que la vida es como una caja de bombones” no se da cuenta de lo ridículo que resultaría dicho en boca de uno de nuestros actores más cañí (Resines-like). Por puesto, cosas como una orden policial del estilo “quiero que reviesen el culo a todos y cada uno de los negros de esta ciudad y que cuando nuestro sospechoso levante la tapa del retrete tenga a uno de nuestros hombres en sus narices”, resultan ridículas incluso pronunciadas por el mismísimo Chuck Norris (de quien cuenta la leyenda que mató a un borreguito al que, en un acto de ternura, rozó con su barba tipo Teckel pelo de alambre).
Pero pensando en ello, yo si que tengo algunas frases míticas de mi padre que siempre me acompañarán hasta el final de mis días…Estas son algunas de ellas:

“comer y sorber a la vez, no puede ser”. Esta frase tiene su versión eclesiástica en la popular “no se puede oir misa y repicar al mismo tiempo”, pero personalmente me gusta más la versión gastronómica de mi progenitor.

“vale más un lápiz corto que una memoria larga”. Efectivamente, aunque siempre me acuerdo de esta frase cuando ya es demasiado tarde y he olvidado lo que intentaba retener.

“los tarugos con el agua se hinchan”. Frase que tantas veces me dedicó en mi tierna infancia cuando sólo me bañaba los sábados (aunque no me hiciera falta) y por imperativo legal. De ahí proceda quizá el tono de mi piel (bueno, la teoría de mi madre es que me cambiaron en la sala de partos por un individuo de otra etnia de capa más oscura).

“me cago en la luna en verso”. Esta nunca la he entendido. Supongo que no soy lo suficiente maduro todavía.

“nunca he visto a un burro calvo”. Respuesta automática ante una referencia a su calvicie. Me empieza a ser de utilidad (no se si me explico).

“`pareces “la Calita” de mi pueblo”. No hay documentos gráficos sobre este personaje. Una pena que la era de los móviles con cámara digital no hayan llegado unas décadas antes. El personaje tenia que ser digno de película de zombies.


Bueno…hay muchas más (no es cierto) pero no quiero aburrir a la concurrencia. Me retiro con una última perla:

“qué tienen que ver los cojones p´a comer trigo?”

A cuidarse que sólo se vive una vez (o al menos nadie ha demostrado aún que esto no es cierto).

4 comentarios:

gaby dijo...

Buenas frases, mi padre decia siempre "No te enojes, vengate"... Puede parecer algo dura, pero creme, las "venganzas" finamente planeadas son maravillosas. Cuidate Luis.

manijeh dijo...

Yo me quedo con la primera, fue mi favorita! Saluditos!

VITOCHAS dijo...

Qué hay Luis,

Pues yo no entendí la última frase, ni aquella de cagarse en la luna en verso.

De hecho, siempre he considerado que algunas expresiones de ustedes los españoles un tanto escatológicas; como por ejemplo aquella de "me cago en la leche" y en general todas las que tienen relación con la acción y efecto de cagar. Es que sencillamente ustedes se cagan en todas partes: en la hostia, en Dios, en su interlocutor...

Y bueno, respecto a las frases hechas de las pelis gringas, qué puedo decir. Algunas son graciosonas, y otras de plano completamente irritantes. Por ejemplo, aquella de Harrison Ford en ´"Air Force One", cuando le dice al terrorista "bájate de mi avión".

Pero después de todo, se trata de frases que cumplen su cometido: se quedan en la memoría de los espectadores.

Saludos
Víctor

Anónimo dijo...

Mi abuela (la mujer más maravillosa del mundo, a la cual le deciamos "la yaya") cuando alguien te hacia daño y no sabias de la impotencia que hacer... si vengarte... o si nó.. pues siempre me decía:

"sientate en el portal de tu casa a mirar y verás la cabeza de tus enemigos rodar"

Créeme que es muyyy cierta... Esta frase nunca se me olvidará... La vida de una o de otra manera hace pagar a cada uno su condena...

Un besiño guapo!!